Tangos para Agus

REGRESAR

Antes del exilio

Si bien el intento de suicidio de Libertad Lamarque en 1935 significó la separación de hecho, aunque no legal, de su marido Emilio Romero, las desventuras no terminaron allí. Aprovechando las leyes de patria potestad del momento, Romero se llevó consigo a la hija de ambos Mirtha, y se radicó en Montevideo. Poco después, con la ayuda de varios amigos “cómplices”, Libertad logró recuperar a su hija.

Además, en esa época, formó pareja con Alfredo Malerba (1909 – 1994), el músico que la acompañaba en sus giras y con quien había colaborado en la trilogía de Ferreyra. Ya dedicaremos una entrada a este famoso músico.

Alfredo Malerba (1909 – 1994)

Libertad intentó lograr la separación legal de Romero, pero las leyes de aquella época no lo hacían fácil. Recién en 1945, cuando Romero falleció, Libertad pudo -por fin- casarse con Malerba.

Justamente, la época que va desde el final de la Trilogía en 1938, hasta el casamiento oficial con Malerba en 1945, es el más prolífico y exitoso (en términos tangueros) de la carrera de Libertad Lamarque.

Durante este período filmó una docena de películas. Ya hablamos del estreno de “Madreselva” en 1938. Al año siguiente filmó “Puerta cerrada”, donde interpretó el tango “La morocha”.

Libertad Lamarque: “La morocha” (1939).

Ambas películas tuvieron un gran éxito en Francia e Italia, destacándose que Lamarque era…

… una actriz que no admite comparación con muchas estereotipadas del cine norteamericano. Tiene cualidad de temperamento

Mattino D’Italia, (28 de septiembre de 1941).

Mención aparte merece la película “El fin de la noche”, filmada entre agosto y octubre de 1942 en Córdoba. Su argumento gira alrededor de una cantante que queda atrapada en Francia durante la ocupación alemana, y que, para lograr un salvoconducto para ella y su hija, se le exige delatar a miembros de la Resistencia.

Como los alemanes no salían muy bien parados en la película, el gobierno de facto, de tendencias proalemanas, demoró su estreno un año, hasta el 1 de noviembre de 1944.

En esta película, Libertad Lamarque se atreve con dos tangos de primera, “Cuesta Abajo” y “Uno”.

Libertad Lamarque: “Uno” (El fin de la Noche, 1943-4)

Y, para cerrar el ciclo, debemos hablar de una película que hizo historia: “La cabalgata del circo”, donde Libertad Lamarque volvía a compartir cartel con Hugo del Carril. Pero, en el elenco había una actriz debutante, que contaba con el apoyo oficial. Me refiero a Eva María Duarte, es decir “Evita”, quien ya estaba en pareja con el ascendente coronel Perón.

Evita y Libertad

Durante el rodaje, la relación entre ambas actrices fue de mal en peor. Te dejo un incidente, contado por la misma Libertad Lamarque en su autobiografía. Al leer lo que sigue, tené en cuenta que, debido al desabastecimiento de combustible debido a la Segunda Guerra Mundial, todos los que trabajaban en la película, incluida Lamarque, debían trasladarse hasta el set de filmación en tren… con una excepción…

… la vimos llegar [a Eva]. Saludó cordial y jovialmente a los presentes… Inmediatamente después, y mientras la preparaban para maquillarla, empezó a hablar animadamente…

– “Llegué tarde y eso que me traje el auto de la Intendencia. ¡Qué largo es el camino hasta aquí… qué lejos queda este estudio! ¿A qué hora terminaremos de filmar? A las cuatro regresará el chófer a buscarme…”

Mis compañeros siguieron trabajando en silencio; solo yo, lentamente, en tono bajo y firme, le dije, mientras seriamente miraba en mi pequeño espejo de mano:

– “Tiene usted muy buen corazón, así que cuando le sobre gasolina, tráiganos un poco al estudio por favor, aunque sea en la boca, en un buche”.

Libertad Lamarque: Autobiografía (Argentina: Javier Vergara, 1986) p. 209-218.

Más allá de los ríos de tinta que han corrido sobre este y otros incidentes, el hecho es que, terminada la filmación, a Libertad Lamarque se le comenzaron a cerraron todas las puertas. No conseguía papeles en teatros o películas, y ninguna empresa discográfica tenía interés en grabar sus temas.

Lamarque dejó el país para emprender una gira por Latinoamerica el 2 de enero de 1946. Regresó fugazmente al término de esta, pero sin posibilidades de conseguir trabajo y siendo hostigada constantemente, partió para establecerse en México con su esposo y su hija. Comenzaba una nueva etapa de su vida.

Como diría ella misma muchos años más tarde,

De alguna manera, gracias a mi pelea con Evita, conquisté América. De no haber sido así, Libertad Lamarque hubiera quedado en el anonimato

REGRESAR

SpanishEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianArabicChinese (Simplified)