Tangos para Agus

REGRESAR

El Caruso del Tango

Vamos a dedicar la entrada de hoy a hablar de un cantante de tango, que tuvo mucha fama en su época de esplendor, pero que hoy está bastante olvidado. Su nombre era “Carlos Pellegrini”; pero dicen que un día el director Alfredo Gobbi le aconsejó cambiarlo por algún otro.

Fíjese que si el locutor anuncia “vamos a escuchar Corrientes y Esmeralda por Carlos Pellegrini”… parece la guía Peuser

Frase atribuida a Alfredo Gobbi (1947)

Aquí valen tres comentarios. El primero es que “Corrientes y Esmeralda” es el nombre de un famoso tango dedicado al cruce de dos calles porteñas.

En segundo lugar, vale aclarar para quienes no conocen la ciudad de Buenos Aires, que también se llamó “Carlos Pellegrini” un presidente argentino, a quien se lo conmemora con el nombre de una calle paralela a la avenida 9 de Julio.

Carlos Pellegrini (1846 – 1906)

Y finalmente, que la Guía Peuser era el equivalente de la época del Google Maps. Un pequeño librito con mapas de las calles de Buenos Aires y otros datos importantes para moverse por la ciudad.

Guía Peuser

Y ese parecería ser el motivo que llevo a nuestro “Carlos Pellegrini” a cambiar su nombre por “Jorge Maciel”.

Había nacido en la Boca el 17 de noviembre de 1920, y desde siempre le gustó el tango. Tenía una muy buena voz, una afinación perfecta, y una tendencia a un estilo casi operístico que encantaba a sus seguidores y disgustaba a sus detractores. Los primeros como reconocimiento, y los segundos como ironía, lo llamaban “El Caruso del Tango”.

Jorge Maciel (1920 – 1975)

El 8 de setiembre de 1948 realizó su primera grabación para el sello RCA Victor. Se trataba de un tango de 1934 llamado “Remembranza”, con música de Mario Melfi y letra de Mario Battistella. Había versiones anteriores, como la de Osvaldo Ribó con la orquesta de Ricardo Tanturi, grabada justamente el año anterior, 1947, y para el mismo sello discográfico. Te paso las dos, para que puedas compararlas.

Primero la de Osvaldo Ribó,

Osvaldo Ribó con la orquesta de Ricardo Tanturi: “Remembranza (1947)

Y ahora, la versión de Jorge Maciel con la orquesta de Alfredo Gobbi,

Jorge Maciel con la orquesta de Alfredo Gobbi: “Remembranza” (1948)

¡Qué diferencia!, ¿no?… No es de extrañar que la interpretación de Maciel alcanzara tanto éxito. Varios años más tarde, volvería a grabar este tema, ya no como estribillista, sino como cantor hecho y derecho, con la orquesta de Osvaldo Pugliese, un gigante…

Jorge Maciel con la orquesta de Osvaldo Pugliese: “Remembranzas” (1956).

Desde 1948 hasta 1954, Jorge Maciel canto con la orquesta de Gobbi, grabando 18 temas. Uno de los más conocidos de aquella época es “La número cinco”, de Erma Suárez y Enrique Lary. Fijate que, como era costumbre en la época, Maciel arranca al promediar el tango (de ahí el nombre de estribillista), después de una larga introducción instrumental. El relator deportivo que interviene cerca del final es el mismo Fioravanti, “la voz mayor del fútbol”.

Joaquín Carballo Serantes, “Fioravanti” (1911 – 1989), relator radial de fútbol.

En 1954 Maciel pasó a la orquesta de Osvaldo Pugliese, con quien llegó a grabar 66 tangos. En el tango “Cascabelito” de José Bohr y Juan Andrés Caruso (1924), da rienda suelta a sus juegos vocales,

Jorge Maciel con la orquesta de Osvaldo Pugliese: “Cascabelito” (1955)

Además, se atrevió con un tango dificilísimo…

… una obra de antología, un tango tan difícil de cantar, que parecía hecho para Maciel, cuya interpretación dejaba la sensación de no darle trabajo alguno

Jorge Palacio Faruk

Me estoy refiriendo al tango “Recuerdo” de Osvaldo Pugliese, con letra de Eduardo Moreno,

Jorge Maciel con la orquesta de Osvaldo Pugliese: “Recuerdo” (1966)

Fijate en el “recitativo” a partir del minuto 2:20 y el “sostenuto” final. De hecho, es un tango tan difícil de cantar que la mayoría de las versiones existentes son instrumentales. Por ejemplo, están la de Ricardo Tanturi, varias de Osvaldo Pugliese, y -muy especialmente- la de Aníbal Troilo, con arreglo de Julián Plaza.

Aníbal Troilo: “Recuerdo” (1967)

En 1959, junto con Pugliese, Maciel realizó una gira por la Unión Soviética y China. Estos destinos no son de extrañar, dada la filiación comunista de Osvaldo Pugliese.

En 1965 hicieron una gira por Japón. Al regreso, y teniendo en cuenta la crisis que afectaban duramente a las orquestas de tango en esa época terminal, Pugliese propuso crear una formación más reducida. Y así, en 1968, coincidiendo con una larga convalecencia de Pugliese por una enfermedad, nació el Sexteto Mayor compuesto por Julián Plaza en piano, Víctor Lavallén y Osvaldo Ruggiero en bandoneón, Oscar Herrero y Emilio Balcarce en violines, y Alcides Rossi en contrabajo.

Jorge Maciel grabó 24 temas con este sexteto. Entre ellos una buena interpretación de “El último café”

Sexteto Tango y Jorge Maciel: “El último café”

Todavía hay algo del intérprete de “Remembranza”, pero se nota que su voz ya no es la de antes.

El 25 de febrero de 1975, debido a una hernia, fue sometido a una operación casi rutinaria. Pero algo salió mal, y falleció debido a la anestesia. Tenía 54 años.

Para finalizar la entrada de hoy, nada mejor que escuchar la primera grabación que realizó con Pugliese en 1954. Un tema donde desplegó plenamente sus dotes casi operísticas…

Jorge Maciel con la orquesta de Osvaldo Pugliese: “Canzoneta” (1954)

REGRESAR

SpanishEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianArabicChinese (Simplified)