Tangos para Agus

REGRESAR

Malena

Este gran tango de Homero Manzi y Lucio Demare de 1941 fue interpretado por primera vez en el boliche Novelty de Esmeralda 473. Lo cantó Juan Carlos Miranda acompañado por la orquesta del mismo Lucio Demare.

El 8 de enero de 1942 fue grabado para RCA Victor por la orquesta de Aníbal Troilo, con la voz de Francisco Fiorentino,

Finalmente, el tango alcanzó su máxima popularidad cuando fue incluido por el director Lucas Demare (hermano menor de Lucio) en su película “El viejo Hucha”, estrenada el 29 de abril de 1942.

Escena de la película El viejo Hucha (1942), de Lucas Demare

Esta es la versión original, en la voz de Juan Carlos Miranda. Pero en la pélicula está cantando en off, doblando al actor Osvaldo Miranda quien en la película hace fono mímica.

Si duda, Malena es de los mejores tangos de Manzi, con metáforas como esta:

Tus tangos son criaturas abandonadas
que cruzan sobre el barro del callejón,
cuando todas las puertas están cerradas
y ladran los fantasmas de la canción.

Por su parte, en cuanto a la música, y en palabras del mismo Demare,

… la hice en no más de 15 minutos. Manzi me había entregado los versos unos diez días atrás. Pensé: “Esta noche va a venir Manzi y por lo menos le voy a decir como empieza el tango”. Entonces me senté en un café y lo escribí de corrido, sin pulir y sin cambiar nada. Fue en el verano de 1942, en El Gran Guindado, un bar de Acevedo y Libertador, frente al Zoológico, ya lo tiraron abajo.​

Osvaldo Soriano: Entrevista a Lucio Demare (La Opinión, 27 de enero de 1974)
Lucio Demare (1906-1974)

Está bien. Podemos creerle a Lucio Demare. Pero, Agus, te invito a escuchar la siguiente obra para guitarra. Suena parecido, ¿no? Sólo hay que ralentizar un poco el tempo

Se trata de “Chôros N. 1”, escrita en 1920 por el compositor brasileño Heitor Villa-Lobos.

Heitor Villa-Lobos (1887 – 1959)

Ahora bien, ¿quién fue Malena? No hay acuerdo, pero puede ser que se tratara de María Elena Tortolero, nacida en 1913 en Santa Fe, pero que residió desde su infancia en Porto Alegre, Brasil, donde su padre era cónsul de España.

En 1941, volviendo de una gira por México, Homero Manzi la conoció en Porto Alegre, donde cantaba con el seudónimo de Malena de Toledo. Como era usual, Manzi se enamoró… y escribió la letra de un Tango.

Pero si bien Malena de Toledo pudo haber “inspirado” los versos de Manzi, es probable que la persona real a quien y sobre la que escribió el poema, sea otra. De hecho, a esa musa le dedicó otros tangos; muy especialmente, “Ninguna“.

De estar en lo cierto, Malena sería, ni más ni menos, que “Nelly Omar”.

Nelly Omar fue una de las más grandes cantantes de Tango de todos los tiempos. Y, sin duda, merece que le dediquemos un artículo completo.

Sólo para darte algunos datos, digamos que conoció a Homero Manzi en 1937 en radio Belgrano.

Un día le dije: «Por favor, pare, yo soy una mujer casada. No me moleste». Para qué se lo habré dicho. Era peor. Me escribía letras. Me prometió que se iba a divorciar si yo me divorciaba. Era una persecución. Aparecía por todos lados. «Por favor, dejame respirar», le decía yo. Era realmente un enamorado, pero respetuoso. Pero la mujer se tomó un frasco de bromuro cuando se estaban separando y él tuvo que volver a la casa. Cuando volvió, ahí le cerré el paso. Era un amor imposible. Sus amigos me decían «llamalo si no este hombre se va a morir»… Un drama. Lo admiré como poeta. No era vulgar. A mí no me gustaron nunca los hombres vulgares. Era fino. Yo estaba abocada a mi fracaso de matrimonio, a mi trabajo, era imposible mantener una relación así no formal. Cuando estás enamorado, perdés los estribos y te vas de cabeza. Después se enfermó gravemente y no pude dejar de tener cierta consideración, de llamarlo. La familia había dado una orden de que no me dejaran verlo. Un día el doctor me llama a las cuatro de la mañana diciendo: «Nelly, mandé a la familia a su casa, venga para despedirlo».

Marina Zucchi: Entrevista a Nelly Omar (Clarín, 8 de setiembre de 2011).

Otro dato importante es que justamente fue Nelly Omar quien, en 1935, invitó a una amiga quinceañera a visitar Radio Stentor. Se trataba de Susana Gricel Viganó. Durante esa visita, la joven conoció a José María Contursi, y de ese encuentro nació el tango “Gricel”. O sea que Nelly Omar habría estado en los orígenes de dos de los tangos más famosos, y ambos con nombre de mujer: “Gricel” y “Malena”.

Para terminar, Agus, te dejo las versiones de Roberto Goyeneche, acompañado por la Orquesta Típica Porteña de Raúl Garello, de 1968;

la de Adriana Varela con el Sexteto Mayor, de 1995,

la de Andrés Calamaro, de 2000,

y la de María José Demare, sobrina de Lucio Demare, de 2007.

A ver si coincidimos: ¿Cuál versión te gusta más?

REGRESAR

SpanishEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianArabicChinese (Simplified)