Tangos para Agus

REGRESAR

Claudia Montero

Enrique Cadícamo (sobre quien ya hablaremos) no era una tanguero de vanguardia. Durante una entrevista de 1986 decía cosas como estas:

  • El tango no debe apartarse de los cánones establecidos.
  • Para mí ya murió la época del tango.
  • ¿Cuándo termina la época de ese tango? Con los tangos conocidos, tradicionales y de antología. 
  • No estoy de acuerdo para nada con la llamada vanguardia del tango.
  • Hoy hay tangos que son muy lindos, pero son canciones en tiempo de tango. […] Es una canción que aparece, que puede estar muy bien hecha y caminar como canción, pero no como un tango auténtico.
  • Hoy pueden haber compositores y autores de música, pero no de tangos. El tango sería entonces otra cosa, otra manifestación actual. Sería canción de Buenos Aires, o qué se yo.

Y seguramente hay muchos autores contemporáneos, a quienes se los podría asociar fácilmente con el tango, pero que dirían con Cadicamo que hacen otra cosa, que hacen “música de Buenos Aires”.

Y si uno lo piensa, es casi inevitable. Como decía María Elena Walsh en su “Serenata para la Tierra de Uno”,

Porque el idioma de infancia
Es un secreto entre los dos,

El lugar donde crecimos, nos dio mucho más que lo objetivo y racional, mucho más que la educación formal. También nos aportó lo inefable, una manera de hablar y de comportarnos, un humor que otros no comprenden, y una música.

Hoy falleció Claudia Montero. Había nacido en Buenos Aires en 1962 y se formó en el Conservatorio Alberto Ginastera. Pero, como tantos otros, en 2002 decidió dejar el país, e instalarse en Valencia, donde completó un Máster de Estética y Creatividad Musical. También fue docente en un Conservatorio de Castellón. Casada con un valenciano, y con hijos, hizo de Valencia su lugar en el mundo.

Claudia Montero (1962 – 2021)

Con el tiempo decidió dedicarse a la composición, y con mucho éxito. Por ejemplo, entre 2014 y 2018 ganó cuatro Premios Grammy Latinos en música clásica. Y desde julio del año pasado era compositora residente del Palau de la Música.

Su música fue tonal, bien clásica, sin experimentación ni búsquedas vanguardistas. Y claramente, sin ser tango -para tranquilidad de Cadícamo-, su música nunca disimuló la influencia del tango. Porque, como ella misma decía,

Mi identidad es porteña; lo tengo en el ADN"

Fijate en estos extractos del primero movimiento de su Concierto para violín y orquesta de cuerdas, con el que ganó su primer Grammy en 2014

… del Cuarteto para Buenos Aires (Grammy 2016),

y del Concierto “Luces y sombras” para guitarra y orquesta de cuerdas (Grammy 2018)

Tal vez, el álbum donde la asociación con el Tango o, mejor dicho, con la música de Buenos Aires resulta más patente, sea “Irremediablemente Buenos Aires”, una serie de obras de cámara con títulos tales como “Cuarteto para Buenos Aires”, “Suite de los Buenos Aires”, “Buenos Aires en tres” y “Rincones de Buenos Aires”. Aquí va el segundo movimiento del cuarteto,

Digamos, para terminar, que en 2018 ganó un segundo Grammy en la categoría “Mejor Álbum Clásico Contemporáneo” por “Mágica y Misteriosa”. Aquí el segundo movimiento “Molto expressivo” de este concierto para arpa y cuerdas,

Y este segundo movimiento es adecuado para terminar esta entrada de hoy pues, como dijo en una entrevista muy reciente,

La identidad como concepto, como guía, como un faro, es algo que nace naturalmente. Nunca he forzado ese gesto, que además no es el único, pero sí, tal vez, con el que más me identifican. Creo que evoco Buenos Aires en mi música porque es una forma de sentirla siempre conmigo: todos los segundos movimientos de mis conciertos o de mis suites, exponen el lenguaje más verdadero y más profundo, esto es una invitación a escucharlos…

REGRESAR

SpanishEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianArabicChinese (Simplified)