Tangos para Agus

REGRESAR

El Tata Cedrón

Juan Carlos Cedrón nació en Buenos Aires el 28 de junio de 1939. Cuando tenía 13 años, su familia se mudó a Mar del Plata. Su padre le regaló una guitarra y le pagó las clases de Cacho Otero, con quien aprendió técnica y tango. A los 16 años se inscribió en la Escuela de Canto Coral del pianista Manuel Rego y el organista Héctor Zeoli, donde aprendió teoría musical. Finalmente, en el conservatorio municipal Manuel de Falla, completó su formación como compositor y guitarrista.

Si bien la vanguardia del Tango ya estaba comenzando a dar sus primeros pasos, esta era muy “instrumental” para su gusto. En 1964, su asociación con Juan Gelman para el disco Madrugada marcó el inicio de su sendero artístico, donde música y poesía siempre irían de la mano.

Con ese disco nació también el Cuarteto Cedrón, que sigue activo hoy en día. Inicialmente estaba conformado por Juan Cedrón (guitarra y voz), Miguel Praino (violín), César Stroscio (bandoneón) y Luis Sarraute (contrabajo).

También durante la década de 1960, Cedrón fundó uno de los pocos reductos tangueros de la década de 1960, el café concert “Gotán”, pero de existencia efímera.

En París, Cedrón conoció a Julio Cortazar.

Y en 1974 se exilió en Francia, donde iban a transcurrir exactamente tres décadas de su vida, antes de su regreso definitivo a Buenos Aires.

El Cuarteto Cedrón en París

Juntos escribieron un triste himno del exilio, el tango “Canción sin verano”.

Ya no hay verano
en mi tierra de ayer,
solo distancia 
de lo que se fue. 

Muertas las manos 
callada la voz 
de los amigos 
que el odio destruyo.

Lejos, tan lejos mi claro país,
sol de ceniza, luna tan gris.

¿Dónde estará la verdad
de la luz,
donde el verano
con su cielo azul?

Ya no hay sonrisas,
caricias de amor,
es tan de noche
para mi corazón.

Lejos, tan lejos mi claro país,
sin un verano, sin un jazmín.

Yo sé que un día
el trigal se alzará
sobre la pampa
de la libertad.

Yo sé que entonces
iremos al sur 
y esta guitarra
se llenará de luz.

Lejos, tan lejos, mi claro país.
Cerca, tan cerca siempre de mi
Cuarteto Cedrón: “Canción sin verano” (1982).

Hay una muy bella interpretación de este tango realizada por el pianista Miguel Ángel Estrella

Miguel Ángel Estrella: “Cancion sin verano” (2015)

En 1980 el cuarteto Cedrón grabó varios poemas de Julio Cortazar, musicalizados por Edgar Cantón. Aquí te dejo el tango que da título al álbum.

Veredas de Buenos Aires

No parecía posible hacer tango con las poesías de Raúl González Tuñón (1905 – 1974). Pero Cedrón demostró lo contrario. Así nacieron algunos de sus temas más conocidos,

Cuarteto Cedrón: “Los ladrones (Milonga de la Ganzúa)”
Cuarteto Cedrón: “Eche 20 centavos en la ranura”

El cuarteto también grabó un disco conceptual, con texto de Mario Paoletti y música de Cedrón, basado en los personajes y las historias creadas por Roberto Arlt. De los doce temas se destaca el vals “Orejitas perfumadas”, que da título al álbum. Aquí te dejo una versión diferente:

Jana Purita y Fierro Chifle: “Orejitas Perfumadas”

Apenas regresó de Francia, el Tata se pescó una fuerte gripe, y su amigo Acho Manzi vino a visitarlo y a traerle un nebulizador y una radio con lector de cd, … y un poema inédito de su padre, Homero Manzi. Se trataba de “Palabras sin importancia”.

Juan Cedrón y Acho Manzi

Cedrón lo musicalizó y lo estrenó al poco tiempo en el bar Tuñón. Acá va la versión de Lidia Borda,

Lidia Borda: “Palabras sin importancia”

Finalmente, Acho le dio a Cedrón varios poemas de Homero Manzi, que terminaron conformando el disco “Inéditos”, donde entre los 14 temas que lo componen, se cuela uno no tan inédito. Se trata del famoso “Responso” que Anibal Troilo le dedicó a Manzi. Y también hay un poema escrito “a dúo” por Manzi y Cátulo Castillo, llamado “En un corralón de Barracas”

En 2009 el Tata Cedrón fue declarado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires, y en 2011 recibió el Premio Gardel al mejor álbum orquestal de tango alternativo. Se trataba de “Corazón de piel afuera” que incluye un tema en homenaje a la escultora “Lola Mora”.

Cuarteto Cedrón: “A Lola Mora”

Y para terminar esta historia que todavía no termina, contemos que, durante la cuarentena por el Covid 19, el Tata Cedrón se asomaba al zaguán de su casa en Villa del Parque, para regalar “canciones al paso”. Hermoso gesto, ¿no?

REGRESAR

SpanishEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianArabicChinese (Simplified)